agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos
ir

Cuidado prenatal

Las vacunas y el embarazo

Puntos claves
  • Verifique que tenga todas las vacunas al día antes de embarazarse. Puede hacerse un análisis de sangre para determinar si tiene inmunidad verificando lo que se llama titulaciones.\
  • Hable con su profesional de la salud sobre las vacunas que puede darse sin riesgo durante el embarazo.
  • Las vacunas ayudan a protegerle de ciertas infecciones que pueden perjudicar a usted y a su bebé durante el embarazo.
  • Las vacunas que se dan durante el embarazo ayudan a mantener a su bebé a salvo de las infecciones durante los primeros meses de vida hasta que el bebé reciba sus propias vacunas.
  • Las personas embarazadas y lactantes que deseen vacunarse contra COVID-19 pueden hacerlo en cualquier momento durante su embarazo.

¿Qué es una vacunación?

Las vacunas le dan inmunidad contra ciertas enfermedades. Si usted tiene inmunidad contra una enfermedad, significa que no se la puede contagiar.

Durante el embarazo, las vacunas ayudan a protegerles a usted y a su bebé. Asegúrese de tener las vacunas al día antes de embarazarse. Y hable con su profesional de la salud sobre las vacunas que puede darse sin riesgo durante el embarazo.

El calendario de vacunación siguiente muestra las vacunas de rutina que se puede dar antes y durante el embarazo. Se basa en las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Antes de darse vacunas, avise a su profesional si tiene alergias graves o si alguna vez tuvo una reacción alérgica grave a una vacuna. La alergia es una reacción a algo que usted toca, come o respira que le hace estornudar, le da picazón, le produce urticaria o le dificulta la respiración. Por ejemplo, algunas vacunas están elaboradas con huevos. Si usted tiene alergia a los huevos, esas vacunas pueden causarle una reacción alérgica. Si tiene alergias, su profesional puede decirle qué vacunas son seguras para usted. Es posible que deba darse la vacuna en el consultorio de su profesional, en un hospital o en una clínica de salud para que le den tratamiento rápido si tiene una reacción alérgica.

¿Qué vacunas puede darse antes del embarazo?

Si está pensando embarazarse, hágase un chequeo preconcepcional. Es un chequeo médico antes del embarazo para asegurarse de que tenga buena salud cuando se embarace. En el chequeo, pregunte a su profesional de la salud si necesita vacunas y cuánto tiempo debe esperar después de dárselas para tratar de embarazarse.

Si tiene una copia de su registro de vacunación, compártala con su profesional de la salud. Si no la tiene, su profesional puede hacerle un análisis de sangre en la mayoría de los casos para averiguar qué vacunas necesita.

Su profesional de la salud puede recomendarle estas vacunas antes de que se embarace:

  • Influenza (gripe). La influenza es una enfermedad grave que puede causar fiebre, escalofríos, tos, dolor de garganta, dolores en el cuerpo, vómitos y diarrea. Si se contagia la influenza durante el embarazo, corre más riesgo de tener un parto prematuro y un nacimiento prematuro (el trabajo de parto y el nacimiento antes de las 37 semanas de embarazo). Los bebés que nacen prematuramente pueden tener más problemas de salud y pueden necesitar una hospitalización más larga que los bebés que nacen más tarde. Vacúnese contra la influenza una vez por año antes de que comience la temporada de la influenza en octubre. No es riesgoso darse la vacuna contra la influenza antes y durante el embarazo.

    Hay muchos tipos de virus de la influenza y siempre están cambiando. Cada año se elabora una nueva vacuna contra la influenza para proteger contra tres o cuatro virus que, en opinión de los científicos, serán los más comunes durante la próxima temporada de la influenza.
  • HPV (significa virus del papiloma humano). HPV es la infección de transmisión sexual (ITS, también llamada enfermedad de transmisión sexual o ETS) más común en este país. La ITS es una infección que puede contagiarse al tener relaciones sexuales o contacto físico íntimo con una persona infectada. El HPV puede causar verrugas genitales o cáncer cervical. La buena noticia es que hay una vacuna que brinda protección contra las infecciones de HPV y los cánceres causados por el HPV. Todas las personas pueden darse la vacuna contra el HPV. Se puede administrar a las personas entre los 11 y los 26 años de edad. Las personas entre los 27 y los 45 años de edad pueden decidir darse la vacuna después de hablar con su profesional de la salud. No puede darse la vacuna contra el HPV durante el embarazo. Por eso, si la necesita, vacúnese antes de embarazarse o después de haber dado a luz.
  • MMR (signfica sarampión, paperas y rubéola por sus siglas en inglés). Probablemente le dieron la vacuna MMR en su niñez, pero quizás necesite una inyección de refuerzo (otra dosis) con la edad. Antes de embarazarse, pida a su profesional de la salud que le haga un análisis de sangre para ver si tiene inmunidad contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Si le dan una vacuna de refuerzo, hágase otro análisis de sangre después para chequear otra vez su inmunidad antes de embarazarse. Espere 4 semanas después de darse la vacuna MMR antes de embarazarse.

    El sarampión se contagia fácilmente y puede causar sarpullido, tos y fiebre. Puede ser perjudicial durante el embarazo y provocar el aborto espontáneo. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere antes de las 20 semanas de embarazo. También puede causar graves problemas de salud en los niños pequeños. Las paperas pueden causar fiebre, dolor de cabeza e hinchazón de las glándulas de la cara y el cuello. La rubéola (también llamada sarampión alemán) puede causar síntomas leves similares a los de la influenza y un sarpullido. Puede ocasionar problemas graves durante el embarazo, como aborto espontáneo, muerte fetal, nacimiento prematuro o síndrome de la rubéola congénita. La muerte fetal sucede cuando el bebé muere después de las 20 semanas de embarazo. El síndrome de la rubéola congénita puede causar que el bebé nazca con uno o más defectos de nacimiento, incluyendo defectos del corazón, problemas de la vista y problemas de la audición.
  • Varicela. La varicela es causada por un virus. Produce sarpullido rojo con comezón en la piel. Si se contagia la varicela durante el embarazo, puede causar defectos de nacimiento. Los defectos de nacimiento son cambios estructurales presentes al nacer que pueden afectar casi cualquier parte del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, y en el desarrollo o funcionamiento del cuerpo. Si está pensando en embarazarse y nunca tuvo varicela ni se vacunó, avise a su profesional de la salud. Esta vacuna no es segura para dársela durante el embarazo. Si la necesita, vacúnese antes de embarazarse. Espere 1 mes después de darse esta vacuna antes de embarazarse.
  • Otras vacunas. Su profesional puede recomendarle vacunas para protegerle contra otras enfermedades, dependiendo de su riesgo. Esas incluyen:
    • Neumonía. Es una infección en uno o ambos pulmones.
    • Meningitis. Es una infección que produce hinchazón en el cerebro y la médula espinal.
    • Hepatitis A y B. Estas son infecciones del hígado causadas por los virus de la hepatitis A y B.
    • Haemophilus Influenzae Tipo b (Hib). Esta es una enfermedad grave causada por una bacteria. Puede causar meningitis, neumonía, otras infecciones graves y la muerte. Las bacterias son organismos diminutos que viven adentro y alrededor de su cuerpo. Algunas bacterias son buenas para el cuerpo y otras causan enfermedades.
    • Tdap (significa tétano, difteria y tosferina). La tosferina también se conoce como tos convulsiva. Esta vacuna se da después de las 27 semanas de embarazo y ayuda a proteger a su bebé contra la tos convulsiva que puede ser una infección grave en el recién nacido. En algunos casos, los profesionales recomiendan la vacuna Td, que protege contra el tétano y la difteria, pero no contra la tosferina. Pregunte a su profesional de la salud qué es lo mejor para usted.

Vacuna contra COVID-19. La enfermedad por el coronavirus 2019, también llamada COVID-19, es una enfermedad nueva causada por un coronavirus 2 llamada síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2). El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés) ha recomendado que las vacunas contra COVID-19 aprobadas actualmente para uso de emergencia puedan usarse en personas de 12 años y mayores para la prevención de COVID-19. Hasta el momento, no hay evidencia de que la vacuna contra COVID-19 pueda afectar la fertilidad. No hay necesidad de retrasar el embarazo después de haberse vacunado. Usted puede darse la vacuna en cualquier momento durante el embarazo o mientras está amamantando para protegerse de una infección grave posiblemente mortal.

¿Qué vacunas se recomiendan durante el embarazo?

Los CDC recomiendan dos vacunas durante el embarazo:

  1. La vacuna contra la influenza, si no se vacunó antes del embarazo, puede darse en cualquier momento durante el embarazo.
  2. Dese la vacuna Tdap lo antes posible entre las semanas 27 y 36 de embarazo. Darse la vacuna Tdap durante el embarazo ayuda a proteger a su bebé contra la tosferina durante los primeros meses de vida hasta que él reciba sus vacunas. Los primeros meses después del nacimiento es cuando su bebé corre mayor riesgo de contagiarse la tosferina y cuando es más peligrosa. Dese una vacuna Tdap durante cada embarazo.
  3. Vacuna contra COVID-19

Si su profesional cree que usted está en riesgo, le puede recomendar vacunas durante el embarazo para ayudar a protegerle de:

  • Hepatitis A y B
  • Meningitis
  • Neumonía
  • Tétano y difteria (vacuna Td), aunque se recomienda la vacuna Tdap.

Si usted corre un alto riesgo de contagiarse infecciones graves porque viaja fuera de los Estados Unidos o debido a otro tipo de exposición, su profesional puede recomendarle estas vacunas durante el embarazo:

  • Ántrax (carbunco). Esta es una enfermedad poco común causada por una bacteria. Puede hallarse en la tierra y, al entrar en contacto con ella, puede causar enfermedad muy grave. No se transmite de una persona a otra.
  • Encefalitis japonesa. Es posible contagiarse el virus de la encefalitis japonesa de la picadura de un mosquito infectado. Esta enfermedad puede causar hinchazón del cerebro. Mata a 1 de cada 4 personas que se infectan.
  • Poliomielitis (polio). Esta es una enfermedad causada por un virus que infecta el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal). Puede causar discapacidades duraderas.
  • Rabia. La rabia se contagia de la mordedura de un animal infectado. Si le mordió un animal que tiene rabia, llame de inmediato a su profesional de la salud. La rabia es una enfermedad grave que puede causar la muerte si no se trata inmediatamente.
  • Fiebre tifoidea (fiebre entérica). La fiebre tifoidea es grave y común en casi todo el mundo, pero no en los Estados Unidos. Se transmite por el agua y los alimentos. Puede causar fiebre alta. En casos poco comunes, puede causar sangrado interno (sangrado adentro del cuerpo) y la muerte.
  • Viruela. La viruela es una enfermedad causada por un virus. Puede transmitirse de persona a persona, causar un sarpullido y a veces la muerte. Usted no necesita esta vacuna a menos que se haya expuesto a la viruela, lo cual es poco probable. Gracias a las vacunas, no han surgido casos de viruela en los Estados Unidos desde al año 1949 y en el mundo desde 1977. Si cree que se ha expuesto, avise a su profesional de la salud.
  • Fiebre amarilla. Esta enfermedad es causada por un virus y se contagia a través de los mosquitos infectados. En algunos casos, produce fiebre alta, sangrado, insuficiencia de los órganos y la muerte.

Vacuna contra COVID-19. De conformidad con los CDC, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) y la Sociedad de Medicina Materno-Fetal(SMFM, por sus siglas en inglés), las personas embarazadas y lactantes pueden optar por darse la vacuna contra COVID-19.

La vacuna contra COVID-19 y el embarazo

Las personas embarazadas con COVID-19 corren mayor riesgo de enfermarse gravemente o morir de COVID-19 que las embarazadas sin COVID-19, incluyendo la mayor probabilidad de:

  • Admisión al hospital o a la unidad de cuidados intensivos (ICU, por sus siglas en inglés).
  • Tener dificultad respiratoria grave (serios problemas para respirar) y necesitar tratamiento como la entubación (inserción de un tubo) para ayudar a respirar.
  • Tener un nacimiento prematuro o bebés con complicaciones antes y después del nacimiento.
  • Tener complicaciones del embarazo, tales como preeclampsia/eclampsia, infecciones graves, coágulos de sangre, problemas de sangrado después del nacimiento, problemas del corazón y parto por cesárea.

Las personas embarazadas y lactantes no se incluyeron en los estudios iniciales sobre las vacunas contra COVID-19. Se están empezando a realizar estudios para evaluar la vacuna en personas embarazadas. Hasta ahora, los estudios iniciales han demostrado que:

  • Las vacunas ARNm son seguras y eficaces en las personas embarazadas.
  • Los anticuerpos producidos por el cuerpo después de darse la vacuna contra COVID-19 no causan ningún problema con el embarazo.
  • Las personas embarazadas que reciben las vacunas ARNm contra COVID-19 pueden pasar inmunidad (anticuerpos) a sus bebés durante el embarazo y la lactancia.

Las personas embarazadas que reciben una vacuna contra COVID-19 deben considerar participar en el registro de embarazo V-safe.

¿Puede darse la vacuna contra COVID-19 con otras vacunas?

Los CDC están aprendiendo más sobre la seguridad y eficacia de la vacuna contra COVID-19 cuando se da al mismo tiempo que otras vacunas, como aquella contra la influenza o la vacuna Tdap. Actualmente los CDC recomiendan:

  • Que usted espere al menos 14 días después de haberse dado la vacuna contra COVID-19 para darse cualquier otra vacuna.
  • Que usted espere al menos 14 días antes de darse la vacuna contra COVID-19 después de haberse dado otras vacunas.
  • Que usted complete sus vacunas según el calendario, aunque se haya dado una vacuna contra COVID-19.

¿Qué vacunas no se recomiendan durante el embarazo?

Estas vacunas no se recomiendan durante el embarazo:

  • BCG para la tuberculosis. La tuberculosis es causada por una bacteria que por lo general infecta los pulmones. Esta vacuna comúnmente no se da en los Estados Unidos. Sin embargo, las personas embarazadas de otros países pueden recibir esta vacuna y dar un resultado positivo a la prueba de detección de tuberculosis. Podrían tener que tomarse una radiografía de pecho durante el embarazo o después del nacimiento. Una radiografía de pecho es segura después de las 20 semanas y se usa un protector.
  • HPV
  • MMR –Se puede dar después de haber dado a luz o si la persona está amamantando.
  • Varicela –Se puede dar después de haber dado a luz o si la persona está amamantando.
  • Zóster para protegerle contra la culebrilla, que produce un sarpullido doloroso. En la mayoría de los casos, no es necesaria hasta después de los 65 años de edad.

Si se dio alguna de estas vacunas antes de saber sobre su embarazo, avise a su profesional.

¿Qué vacunas se recomiendan después del embarazo?

Si no se ha puesto al día con sus vacunas antes o durante el embarazo, hágalo después de que haya nacido su bebé. Esto puede ayudar a protegerle contra enfermedades en embarazos futuros.

Al vacunarse, puede evitar enfermarse y contagiarle una enfermedad a su bebé.

Si no se dio la vacuna Tdap antes o durante el embarazo, vacúnese inmediatamente después de dar a luz. Su cuerpo tarda 2 semanas para generar la protección después de vacunarse. Una vez que eso sucede, es menos probable que le transmita la tosferina a su bebé. A su bebé le dan la primera vacuna contra la tosferina a los 2 meses de edad. Hasta entonces, la mejor manera de protegerlo es que usted se vacune y que mantenga al bebé alejado de las personas que pueden tener tosferina. Las personas que cuidan al bebé, los amigos cercanos, los parientes y todos aquellos que pasen tiempo con su bebé deben darse la vacuna Tdap al menos 2 semanas antes de conocerlo.

Su profesional de la salud puede recomendarle otras vacunas después de dar a luz. A la mayoría de los bebés se les empiezan a dar casi todas las vacunas a partir de los 2 meses de edad.

Si está amamantando, la mayoría de las vacunas son seguras para usted y su bebé. Puede darse la vacuna contra COVID-19 mientras está amamantando a su bebé. Hágale a su profesional de la salud todas preguntas que pueda tener sobre las vacunas y su seguridad mientras está amamantando.

¿Causan las vacunas el trastorno del espectro autista?

No. Las vacunas no causan el trastorno del espectro autista. El trastorno del espectro autista es una discapacidad del desarrollo que puede causar complicaciones importantes en la interacción social, la comunicación y el comportamiento.

Última actualización: Agosto de 2021

Ver también: Las vacunas de su bebé